Uno de los mejores países del mundo, el hogar de Justin Trudeau, las cataratas del Niágara y las hojas de maple. En Canadá se mezclan las culturas francesa, inglesa e indígena, creando un mosaico multicultural que vale la pena conocer.

Ciudades cosmopolitas, atractivos naturales y antiguas edificaciones, son parte del sex appeal de este país que se caracteriza por su alta calidad de vida.

Si ya quieres empacar para tomar el primer vuelo a Canadá, te recomendamos las siguientes rutas: Canadá del Oeste: Calgary, Vancouver, Victoria, Whistler y Edmonton

Del Pacífico hasta las Montañas Rocosas. Un territorio con inmensos parques nacionales, osos grizzly, antiguas culturas indias y paisajes que roban el aliento.

Calgary es una ciudad con imponentes rascacielos y vida vaquera. Además, es punto de partida para esquiar, hacer senderismo, recorrer parques nacionales y realizar excursiones por las Rocosas.

Vancouver, una de las ciudades más importantes del país, está rodeado de montañas, lo que le ayuda a combinar actividades al aire libre con la vida urbana. Se caracteriza por un activo ambiente artístico, teatral y musical.

Victoria está llena de encanto británico y es considerada una de las ciudades más pacíficas de Canadá. Artistas y bohemios le han dado un toque personal a sus restaurantes y pubes. Tienes que conocer sus grandes parques de exuberantes jardines y largos paseos costeros.

Whistler es conocida por tener uno de los centros de esquí más grandes de América del Norte, donde también se puede hacer snowboard y deslizamiento en trineo. Pero esta ciudad es mucho más que nieve. Tiene tiendas, restaurantes y bares de primer nivel, así como rutas de senderismo y uno de los mejores parques de ciclismo de montaña.

Edmonton es famosa por su sistema de parques alrededor del río, que tiene más de 100 km con senderos, áreas naturales, animales nativos y vistas a la ciudad. El Fort Edmonton Park es el parque histórico más grande de Canadá.