En el malecón de Mahahual convive lo mejor del turismo internacional —gracias a su importante muelle de cruceros— y lo encantador de un pequeño pueblito pesquero.

Además, el secreto mejor guardado de Quintana Roo está aquí: nada más y nada menos que la segunda barrera de arrecifes más grande del mundo, después de Australia.

Banco Chinchorro
Es un enorme patrimonio natural sumergido. Este gigantesco arrecife de coral es perfecto para bucear y dejarse sorprender por la fauna marina que habita ahí, así como de algunas embarcaciones y navíos hundidos que ofrecen un escenario único en el mundo.

Parque Mayá Lost Mayan Kingdom

Un parque temático único en el mundo te espera en medio de la selva. Este parque acuático está lleno de tirolesas, toboganes, fuentes, albercas y ríos inspirados en las primeras expediciones a las tierras mayas. Una aventura
legendaria y una experiencia que le puede encantar a toda la familia.