Es una de las ciudades medievales mejor conservadas de Portugal. Sus calles y murallas esconden tesoros como el antiguo Templo Romano y las murallas de piedra que bordean la ciudad. En Evora encontrarás también algo único en toda Europa: la Capilla de los Huesos. Sí, leíste bien, es una capilla hecha con más de 5,000 huesos humanos. Para quitarse el escalofrío, no olvides pasear por el centro de la ciudad y beber un café o un vino en alguna de las bellas terrazas.