Esta pequeña isla colinda con Marruecos y presume de unos hermosos paisajes y playas volcánicas. Una de las actividades recomendadas es hacer senderismo por sus bosques o recorrer el Parque botánico de Funchal. También se puede disfrutar de un recorrido en ferry por las pequeñas islas que se encuentran alrededor y realizar actividades acuáticas como buceo y paracaidismo. O para una experiencia más relajante, las piscinas naturales de Porto Moniz son el lugar perfecto.