Otro de los destinos imperdibles en Alemania. Con una marcada herencia naval, la ciudad está conectada por muchos canales navegables además del gran puerto principal. Es por eso que el punto principal de referencia es el faro de la iglesia Sankt Michaelis. Otra de las grandes actividades consiste en pasear en bote por las riberas del lago Alster y disfrutar de una salida nocturna en el barrio St. Pauli.