Historia, arquitectura, glamour y una envidiable gastronomía te esperan en la capital del país. Encontrarás sitios que fueron sede de grandes momentos históricos como la Puerta de Brandeburgo, el muro de Berlín y el Monumento al Holocausto. Pero eso no es todo, podrás pasear por Alexanderplatz, disfrutar de la
avenida Unter den Linden, visitar el Museo de Pérgamo y comer el mejor currywurst con una gran jarra de cerveza en la calle Kurfürstendamm.