Como capital de Inglaterra, sede del Parlamento y hogar de los Monarcas, esta urbe nunca duerme. Sus principales puntos turísticos son el Big Ben, el Parlamento, la Abadía de Westminster, el Palacio de Buckingham, la Torre de Londres y por supuesto, cruzar por el Tower Bridge (el famoso puente que sale en todas las películas de James Bond). Para una buena cerveza y el mejor plato de fish & chips, te recomendamos los pubs en el barrio Soho.