Es una ciudad que se disfruta a pie. Aquí las calles te llenan los ojos con sus rincones pintorescos, iglesias, edificios, esculturas, hosterías y toda clase de tiendas encantadoras. Los museos son punto y aparte en Florencia. Aquí se encuentran obras tan importantes como la Venus de Botticelli y el David de Miguel
Ángel.