Ottawa, la capital del país, ofrece bellos paseos en bicicleta a las orillas del canal Rideu, patrimonio de la humanidad. Durante la mañana podrás recorrer el centro de la ciudad, hacer una parada por el impresionante Parlamento y después al museo canadiense de historia o la galería nacional. No te olvides de probar las famosas "Galletas Obama" en Le Moulin de Provence.