Puedes admirar todo el esplendor de Toronto, la ciudad más grande de Canadá, desde las alturas en la CN Tower. Esta vibrante ciudad también presume tener el mejor mercado de comida en el mundo: el St. Lawrence ubicado en el centro histórico. Si lo que buscas más bien es una experiencia llena de adrenalina, no te lo pienses dos veces y visita Canada's Wonderland, un parque de 134 hectáreas de
pura diversión. 
A pocos kilómetros de Toronto se encuentran las cataratas del Niágara, un must para todo viajero. Podrás observar las Horseshoe Falls desde cualquiera de los miradores, te recomendamos especialmente la torre Skylon para tomar las mejores fotos. En verano podrás disfrutar de un paseo por el famoso barco Maid
of the Mist y acercarte a las caídas de agua.